Consejos y técnicas para lograr rizos permanentes en cabello corto

Introducción

Cuando se trata de peinar el pelo corto, conseguir rizos duraderos puede suponer todo un reto. Sin embargo, con las técnicas y los productos adecuados, puedes transformar tus mechones cortos en rizos voluminosos que duren todo el día. En este artículo, hablaremos de algunos consejos y técnicas eficaces que te ayudarán a conseguir rizos permanentes en el pelo corto.

1. Prepara tu pelo. Prepara tu pelo

Antes de intentar rizar tu pelo corto, es esencial prepararlo adecuadamente. Empieza lavándote el pelo y aplicándote un acondicionador ligero para mantenerlo hidratado. Seca tu pelo suavemente con una toalla para eliminar el exceso de agua y procede a aplicar un spray protector del calor para evitar que se dañe con las herramientas de peinado.

2. Utiliza las herramientas de rizado adecuadas

Elegir las herramientas de rizado adecuadas es crucial para conseguir rizos permanentes en el pelo corto. Opta por un rizador o una varita rizadora con un diámetro de barril más pequeño, normalmente de 3/4 de pulgada o menos. Este tamaño te permite crear rizos apretados y definidos que mantendrán su forma durante mucho tiempo.

3. Secciona el pelo

Para conseguir rizos uniformes y consistentes, divide el pelo en pequeñas secciones. Empieza dividiendo el pelo en dos o tres secciones horizontales y sujétalas con horquillas. Después, coge cada sección y divídela en secciones verticales más pequeñas, de unos dos centímetros de ancho. Esta técnica te ayudará a conseguir unos rizos más definidos y uniformes.

4. Aplica un protector térmico

Proteger el cabello de los daños causados por el calor es esencial cuando se peina con herramientas calientes. Aplica un spray o suero protector del calor en cada sección antes de rizar. Esto creará una barrera entre tu pelo y el calor, minimizando el riesgo de daños y manteniendo tus rizos intactos durante más tiempo.

5. Riza lejos de la cara Riza lejos de la cara

Para crear rizos de aspecto natural, riza siempre lejos de la cara. Empieza enrollando cada mechón de pelo alrededor del rizador o la varita, empezando por las raíces y avanzando hacia las puntas. Sujeta el pelo durante unos segundos y suéltalo. Esta técnica dará a tus rizos un aspecto más voluminoso y elástico. Deja que los rizos se enfríen

Después de rizar cada sección, deja que los rizos se enfríen completamente antes de seguir tocándolos o peinándolos. Este paso es crucial, ya que ayuda a que los rizos se fijen y mantengan su forma durante más tiempo. Para acelerar el proceso de enfriamiento, puedes sujetar suavemente cada rizo al cuero cabelludo con pinzas para el pelo. Cuando los rizos se hayan enfriado, quita las pinzas y aflójalos suavemente con los dedos.

7. Aplica un producto fijador

Para que tus rizos duren todo el día, aplica un producto fijador, como laca o espuma. Elige un producto específicamente diseñado para mantener los rizos y aplícalo uniformemente por todo el pelo. Esto proporcionará una sujeción adicional y ayudará a que tus rizos mantengan su forma y vitalidad.

Aunque puede resultar tentador cepillar los rizos para darles un aspecto más suave, cepillarlos demasiado puede hacer que pierdan su forma y se encrespen. En su lugar, utiliza los dedos o un peine de púas anchas para separar y peinar suavemente los rizos sin alterar su forma. Esto te ayudará a mantener la integridad de tus rizos y a que parezcan definidos y voluminosos.

9. Duerme con el pelo en piña. Duerme con el pelo en una piña

Para conservar tus rizos durante la noche, considera la posibilidad de dormir con el pelo en una piña. Primero, recoge todos tus rizos en la parte superior de la cabeza y sujétalos con una goma de pelo suave o una goma para el pelo. Esta técnica evita que se aplasten y se enreden, asegurando que tus rizos permanezcan intactos y con volumen al día siguiente.

Conclusión

Conseguir rizos permanentes en el pelo corto puede requerir un esfuerzo extra, pero con las técnicas y los productos adecuados, puedes transformar tus mechones en rizos fabulosos y duraderos. Recuerda preparar el pelo adecuadamente, elegir las herramientas para rizar adecuadas, seccionar el pelo y utilizar un protector térmico. Rízate lejos de la cara, deja que los rizos se enfríen y aplica un producto fijador para que duren más. Evita cepillarte demasiado y considera la posibilidad de dormir con el pelo en una piña para conservar tus rizos durante la noche. Con estos consejos y técnicas, conseguirás unos rizos permanentes espectaculares en tu pelo corto en un abrir y cerrar de ojos.

Deja un comentario