Guía completa del alisado japonés: ¿Qué tipo de cabello es adecuado para este tratamiento?

El alisado japonés, también conocido como reacondicionamiento térmico o alisado yuko, es un popular tratamiento capilar originario de Japón. Es una forma semipermanente de alisar el pelo rizado u ondulado y conseguir mechones lisos y suaves. Si estás pensando en someterte a este tratamiento, es esencial que sepas si tu tipo de pelo es adecuado para él. En esta completa guía, exploraremos los distintos tipos de pelo y determinaremos cuáles son ideales para el alisado japonés.

Los fundamentos del alisado japonés

El alisado japonés es un proceso químico que altera permanentemente la estructura de tu pelo. Utiliza una combinación de calor y productos químicos para romper los enlaces proteínicos naturales del pelo y remodelarlos para crear una textura más lisa. Los resultados pueden durar varios meses hasta que se produce un nuevo crecimiento del pelo.

Este tratamiento es especialmente eficaz para personas con pelo encrespado, rizado o rebelde, ya que proporciona efectos alisadores duraderos. Sin embargo, no todos los tipos de pelo son adecuados para este procedimiento. Exploremos qué tipos de pelo son ideales para el alisado japonés.

Tipos de pelo adecuados para el alisado japonés

1. Pelo rizado: El alisado japonés es muy recomendable para personas con pelo rizado. Puede transformar los rizos salvajes en mechones sedosos y lisos, ofreciendo manejabilidad en el peinado diario. Sin embargo, la textura y el grosor de tu pelo desempeñan un papel crucial a la hora de determinar el éxito del tratamiento. Los rizos gruesos o muy apretados pueden requerir tratamientos o retoques adicionales para conseguir el alisado deseado.

2. Pelo Ondulado: Si tienes el pelo ondulado y deseas un aspecto liso y elegante, el alisado japonés puede hacer maravillas contigo. Elimina el encrespamiento y las ondas de tu pelo, dejándote una melena lisa y brillante. El tratamiento ofrece resultados impresionantes y reduce al mínimo la necesidad de un peinado excesivo con calor después de cada lavado.

3. Pelo rebelde: Si tu pelo es encrespado por naturaleza, ingobernable o con tendencia a un volumen extremo, el alisado japonés puede ser una solución viable. Este tratamiento domestica el pelo rebelde, haciéndolo más manejable y reduciendo drásticamente el tiempo de peinado. Puedes esperar un aspecto liso y pulido sin necesidad de grandes esfuerzos diarios.

Tipos de cabello no recomendados para el alisado japonés

1. Cabello fino o fino. Pelo fino o delgado: Aunque el alisado japonés transforma el pelo grueso y áspero, puede no ser adecuado para los tipos de pelo fino o delgado. El tratamiento puede debilitar la estructura del cabello, haciéndolo susceptible a roturas o daños. Es fundamental que consultes con un estilista profesional para evaluar el estado de tu cabello y determinar si otros métodos de alisado son más adecuados para ti.

2. Cabello tratado químicamente: Si ya tienes el cabello tratado químicamente, como teñido, decolorado o relajado, el alisado japonés puede no ser compatible. La combinación de productos químicos utilizados en este proceso puede dañar y debilitar aún más el cabello tratado químicamente, provocando su rotura o pérdida de elasticidad. Es aconsejable esperar a que te crezca el pelo o considerar otras opciones de alisado.

3. Cabello dañado o excesivamente procesado: El cabello que ya está dañado o excesivamente procesado no suele recomendarse para el alisado japonés. El procedimiento implica calor y productos químicos, que pueden agravar el daño capilar existente. Es fundamental dar prioridad a la salud capilar y centrarse en reparar y rejuvenecer el cabello antes de considerar cualquier tipo de reacondicionamiento térmico.

Conclusión

El alisado japonés es un tratamiento extraordinario para personas con cabello rizado, ondulado o rebelde que buscan una solución de alisado a largo plazo. Proporciona un cabello liso, manejable y sin encrespamiento, ofreciendo comodidad y confianza en tu rutina diaria de peinado. Sin embargo, es esencial determinar si tu tipo de cabello es adecuado para este procedimiento.

Los tipos de cabello rizado, ondulado y rebelde suelen conseguir resultados impresionantes con el alisado japonés. Por otro lado, las personas con pelo fino o delgado, tratado químicamente o dañado deben explorar otras opciones de alisado. Consulta siempre con un estilista profesional que pueda evaluar el estado de tu cabello y recomendarte la mejor forma de proceder.

Recuerda que dar prioridad a la salud y el cuidado del cabello es vital para mantenerlo bonito y lleno de vida, independientemente del tratamiento capilar que elijas.

Deja un comentario